Acerca del proyecto

En los últimos años, el Centro para la Democracia ha hecho cobertura sobre los impactos del cambio climático y las respuestas a esta crisis de muchas formas. Hemos reportado el impacto del cambio climático en el agua en Bolivia, hemos mostrado cómo los activistas en California ganaron contra el poder de los hermanos Koch, y hemos desenmascarado las actividades destructivas de un grupo de corporaciones multinacionales operando en los Andes y la Amazonía.

Sin embargo, responder al cambio climático implica más que comprender sus impactos alrededor del mundo y más que la acción política. También se trata de cómo vivimos nuestras vidas y la construcción de formas nuevas y creativas para hacerlo, que se alejan de los hábitos de consumo y el creciente individualismo que fomentan la crisis climática.

“Abundancia para Todos” explora cómo un grupo de activistas jóvenes urbanos está trabajando día por día para construir alternativas genuinas en el centro de la sede de Bolivia, La Paz. La Casa de los Ningunos es una comunidad experimental que busca cambiar el sistema desde las raíces. Mediante un proceso de entrevistas grupales y personales con residentes de la Casa, hemos desarrollado un juego de materiales que exploran tres pilares principales del proyecto: comida, comunidad y economía. Los textos tocan los temas de organización comunitaria, el cambio sistémico como respuesta al cambio climático, la comida como un enfoque accesible para el activismo, la economía alternativa y la autosuficiencia, los privilegios, la sanación de nuestras relaciones personales y el amor como componente fundamental del cambio social.

Las productoras tienen un interés personal en los temas tratados en el proyecto. Como es el caso de muchos jóvenes hoy en día, que están buscando modelos e inspiración de formas alternativas social y ambientalmente sostenibles para construir sus vidas, alrededor de la comunidad. Nicky Scordellis, del Reino Unido, llevó el movimiento de los Jueves de Comida Consciente a Cochabamba mientras vivía allá, y, junto a otros activistas, inició una casa hermana a la Casa de los Ningunos, con el nombre La Kasa Muyu. Leny Olivera, una activista feminista boliviana interesada en alternativas para enfrentar el patriarcado y el cambio climático de manera estructural, enriqueció su reflexión en torno a los desafíos en torno a la comunidad en espacios urbanos. Y Sian Cowman, una activista y escritora irlandesa, ha disfrutado mucho de investigar y escribir sobre los aspectos prácticos y teóricos de la colectividad en este trabajo – especialmente su potencial como una herramienta para el cambio social.

Al compartir las experiencias de la Casa de los Ningunos, tanto como una fuente de inspiración y para explorar algunos de los desafíos que conlleva este tipo de proyectos, este trabajo pretende contribuir al proceso global de transición hacia nuevas formas de “Vivir Bien”.

¡Gracias!

Queremos expresar nuestra profunda gratitud a tod@s que han formado parte de la comunidad de la Casa de los Ningunos, no solamente por aportar a este proyecto sino también por la inspiración que ofrecen y el servicio que hacen para el mundo a través de su compromiso constante con su visión para un futuro diferente. En particular queremos agradecer a Yumey, Apniuq, Ángela, Fabrizio y Gadir por tomar el tiempo para hablar con nosotras, además de Nina, Maira y Pablo de la comunidad más amplia quienes se sumaron a las conversaciones grupales. También queremos agradecer a Wayna Tambo y el Movimiento TierrActiva Bolivia por la inspiración que proveyeron para este proyecto. Queremos agradecer a Carey por las ideas que contribuyó y a Liz, Lehua y Vanessa del programa SIT por coincidir con nosotras en tiempo-espacio y en intereses, y por ofrecer sus percepciones y colaboración. También estamos muy agradecidas con Jocelyn, Nicole y Katyussa por permitirnos utilizar sus fotografías para darle vida a esta historia.

Y finalmente, gracias a nuestra directora de comunicaciones Maddy por su asesoramiento invaluable y sus habilidades de edición, a nuestro genio de diseño Anders por hacer el proyecto hermoso, a Aldo por ayudar a traducirlo, y al resto del equipo del Centro para la Democracia por su apoyo y el espíritu de comunidad en el Centro!

Hecho por…

Research & writing: Nicky Scordellis, Leny Olivera Rojas, Sian Cowman.

Editing: Maddy Ryle.

Layout & code: Anders Vang Nielsen

Abundancia para Todosi

Enfrentando el cambio climático y explorando formas de vivir bien

IntroducciónLa Casa de los Ningunos

Haga scroll
para continuar
Scroll to continue

La Casa de los Ningunos se encuentra escondida al final de un pasaje de 40 escalones en una calle empedrada y empinada en el corazón del barrio bohemio de Sopocachi, en la capital más alta del mundo: La Paz. Bajo la mirada de la Cordillera Real de los Andes, la Casa de los Ningunos es un proyecto que une los sueños de un grupo de activistas urbanos jóvenes en una comunidad experimental.

Inicios

Hace tres años, Gadir, un funcionario joven, se dio cuenta que estaba harto de intentar, y no lograr, hacer algo sobre el cambio climático a través de su trabajo en instituciones, y tomó la decisión de dedicar todo su tiempo a hacer algo en lo que verdaderamente creía. Renunció a su trabajo en la Cancillería y con sus ahorros alquiló una casa y la ofreció como un espacio donde los activistas y jóvenes pudieran juntarse y organizar actividades. Pronto se le unió Ariel (Apniuq), y unos meses después Daniela, Paula, y Fabrizio.

'System change not climate change!'
Participantes de TierrActiva, un movimiento medioambiental vinculado a la Casa. Foto: Fabrizio Uscamayta

Ellos compartieron una visión común de querer construir un futuro diferente y de querer dedicar sus vidas a esa visión, no sólo ser activistas en su tiempo libre. La primera iniciativa que realmente empezó a traer gente al espacio fueron los Jueves de Comida Consciente. Cada jueves la Casa abre sus puertas al público y ofrece un almuerzo vegetariano, con un ‘chef invitadx’ diferente en la cocina cada semana. El primer Jueves de Comida Consciente fue atendido por muy pocas personas. Ahora este evento semanal atrae hasta 80 personas.

Semillas de una nueva sociedad

A través del programa de Comida Consciente, la agricultura urbana, mercados de trueque, círculos de mujeres y actividades culturales, los Ningunos buscan inspirar cambio en el mundo al cambiar sus propios valores e inspirar a la comunidad más amplia a adoptar estos cambios en sus propias vidas. Comunidad es una palabra que se escucha frecuentemente en la Casa de los Ningunos. El concepto no estuvo presente cuando se inició la Casa, pero con el tiempo se ha vuelto un pilar clave de su propósito.

The poem Los Nadies which inspired the name of the Casa.
El poema Los Nadies que fue la inspiración para el nombre de la Casa. Foto: Fabrizio Uscamayta

El nombre Los Ningunos nace del poema Los Nadies de Eduardo Galeano, que se refiere a los desposeídos, los que son vistos como ‘nadies’ o ‘ningunos’ por la sociedad – los más marginalizados en el mundo. Ariel, Ángela y Yumey, los residentes actuales de la casa, reconocen la necesidad de emprender una transición hacia una sociedad organizada según principios que van más allá de nuestro sistema capitalista actual, que promueve esta marginalización y causa tanta división social y destrucción ambiental. La búsqueda de formas alternativas de vivir y trabajar juntos en torno a un nuevo juego de valores constituye una parte de esta transición.

Quizás uno de los aspectos más inusuales y fascinantes de La Casa de los Ningunos es su enfoque multifacético: inspirados por la amenaza del cambio climático, los miembros del proyecto se esfuerzan constantemente para buscar nuevas formas de colaborar y coexistir entre ellos y para compartir estas experiencias con los demás a través de sus actividades públicas en la Casa, mientras también participan en diversos espacios externos, desde grupos de desarrollo de políticas con el gobierno hasta el grupo de discusión Escuela Terra Nova (que se enfoca en la construcción de una revolución global a través de la sanación del amor y las relaciones) y talleres de Comida Consciente con comunidades rurales en el Altiplano Boliviano.

Re-inventando las cosas

Estar en el centro de la ciudad e interactuar con tantos espacios representa una oportunidad enorme para generar corrientes de cambio en la sociedad, pero a la vez presenta fuertes desafíos al momento de construir una nueva forma de vivir y funcionar económicamente en medio del ‘sistema’. Estas yuxtaposiciones también se reflejan en la combinación inusual de influencias presentes en la Casa que varían desde la comunidad intencional de Tamera en Portugal hasta la filosofía indígena de Vivir Bien.

El logo de la Casa.
El logo de la Casa. Foto: Fabrizio Uscamayta

Luego de tres años de prueba y error en diferentes formas de trabajar y organizarse, la Casa de los Ningunos hoy concentra sus esfuerzos en cuatro áreas: comunidad, instrumentos de acción, instrumentos económicos, y aliados y redes. Aquí reportamos y exploramos los esfuerzos de estos jóvenes bolivianos para re-imaginar las relaciones económicas y sociales, enfocándonos en tres aspectos centrales: comunidad, comida y economía – con el fin de compartir sus éxitos, sus desafíos y las lecciones que han aprendido en el camino. En estos tiempos en los que hay gente reuniéndose en todos los rincones del planeta para responder a la crisis climática desde las bases hacia arriba, esperamos que estos materiales puedan contribuir a la polinización de ideas para apoyar la construcción de comunidades más resilientes y sostenibles y ofrecer inspiración en la lucha contra el cambio climático y sus causas sistémicas.